Círculo podemita queer propone la abolición de la Ginecología

La entrevista que la Ministra de Igualdad Irene Montero concedió recientemente a InfoLibre, en la que la política morada se preguntaba si existían los hombres y las mujeres y qué suponía tener uno u otro sexo, generó un aluvión de reacciones en el seno del movimiento feminista, en las que se criticaba agriamente el discurso posmodernista de la integrante del ejecutivo.

Sin embargo, lo que se atribuyó a una confusión entre los conceptos de sexo y género y al deseo de rebañar votos entre ciertos colectivos, podría esconder en realidad un movimiento más profundo, con implicaciones en el ámbito de la Medicina: la abolición de la Ginecología.

En fechas recientes, se puso en contacto con nosotros una persona, en representación del círculo podemita “Femicuca”. Este colectivo de base de la formación violácea aboga por la desaparición del término “sexo” y su sustitución por el de “género”. Nuestro interlocutor, perdón, [email protected] [email protected] -pues insistió en que no se le / la / lo etiquetara de ninguna manera, empezó manifestando que género y sexo son una misma cosa y que todo era una cuestión de elección personal. “Dado que es un asunto puramente volitivo” -añadió- “carece de sentido hablar de hombres y de mujeres; hay tantos sexos, perdón, géneros como individues, así que debemos empezar a derruir todos los signos de esas distinciones facciosas”.

El primer objetivo marcado por este círculo, radicado en el municipio grancanario de Telde, no es otro que la eliminación de la especialidad médica y quirúrgica que estudia el sistema reproductor femenino, tanto de los hospitales como de las universidades. Siendo esta una cuestión puramente mental, sería abordada desde el campo de la Psicología.

Intrigados en la redacción acerca de esta revolucionaria tesis, planteamos algunas preguntas adicionales a el / la / lo [email protected] de Femicuca, como el destino de otras disciplinas como Urología u Obstetricia. La respuesta no se hizo esperar: “ustedes, periodista-e-os, deberían tener la mente más abierta y ser menos tránsfobos. Me recuerdan ustedes a esas visibilizadas mujeres que se llaman feministas pero que niegan la realidad queer o a esas lesbis que rechazan a sus homólogas con cuca, cuando les piden tener relaciones.”

Deseosos por seguir cubriendo todas las noticias relacionadas con esta iniciativa, hemos intentado contactar nuevamente con el colectivo promotor, sin haber obtenido contestación. Fuentes vinculadas a su entorno nos han indicado que Femicuca ha cesado sus actividades, al descubrir que, en el Podemos actual, el papel de los círculos es nulo.

Mobutu Vladimir Gunnarson

Nacido en el puerto de la Luz, de padre islandés y madre zaireña, siendo su abuelo un soviético (nada de ruso, dice el viejo) que visitó el Congo junto a los barbudos del "Che" Guevara. Semejante potaje genético no ha impedido que me sienta más canario que el cherne y más isleño que el piche, proclamando con orgullo aquello de que "yo nací en el África y por eso mi piel es negra..."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conectar con Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para obtener mayor información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close