Descubre una plaza de aparcamiento libre en Santa Cruz de La Palma

El increíble hallazgo a la derecha de la imagen

Un suceso ha quebrado la tradicional tranquilidad de la capital palmera en las últimas horas debido a al asombro de sus vecinos, que no hablan de otra cosa. Hace algunos días Celedonio Duque, jubilado de 67 años de edad, realizaba su habitual paseo matutino por las calles de Santa Cruz de La Palma cuando, al girar en la calle San Sebastián, se halló frontalmente con uno de los bienes más preciados de Santa Cruz de La Palma desde que se iniciaron las obras de la playa de la Avenida Marítima: un aparcamiento libre. Sin embargo, no le dio importancia hasta que, al día siguiente, en el mismo lugar y a la misma hora, encontró el mismo aparcamiento vacío. Y así en los días sucesivos, llegando incluso a observar a conductores que, en la búsqueda de un lugar donde estacionar su vehículo, obviaban éste lugar, por lo que se ha visto en la obligación de comunicar su hallazgo a las autoridades y a la prensa.

“Es un auténtico desperdicio malgastar un espacio así”, declaró Celedonio indignado a El Baifo Ilustrado, “con la tremenda necesidad que está pasando esta ciudad, donde no hay sitio ni para arrimarse a comprar el pan”. La Guardia Civil, a la que Celedonio acudió en primer lugar, se declaró incompetente en éste asunto al tratarse de zona urbana, por lo que nuestro protagonista se dirigió al Ayuntamiento, poniendo en conocimiento de la Policía Local la existencia del espacio y su disponibilidad. Y aquí es donde han surgido las discrepancias ya que, mientras una parte del Grupo de Gobierno considera que debe reservarse como aparcamiento municipal, otra manifiesta que se encuentra demasiado alejada de la puerta de las Casas Consistoriales y que “sería caminar demasiado”. Por su parte, la oposición ha registrado una iniciativa para el próximo pleno solicitando que el aparcamiento sea declarado Bien de Interés Cultural “como recuerdo imborrable de una capital que no estaba saturada de vehículos gracias a la ineptitud del Alcalde”.  La población también se encuentra dividida entre los que, como María Angustias Sánchez, vecina de la calle, prefieren “que se quede tal cual está, porque el pobre no ha molestado a nadie” y los que, como Seferino Sánchez, vecino de Timibúcar, prefieren “que se use de una vez, que para eso está marcado”. Sin embargo, nadie sabe responder con veracidad a la pregunta de por qué ningún conductor aparca en ese lugar lo que ha dado lugar a las más estrambóticas teorías: que si el aparcamiento está maldito, que si allí cayó un suicida que se tiró de la casa de enfrente, que si allí murió una niña atropellada por culpa de un coche a excesiva velocidad, que si enfrente vive una querida del Teniente de Alcalde…También circula el rumor que un conocido empresario tinerfeño, propietario de varios aparcamientos subterráneos en Santa Cruz de Tenerife, ha hecho llegar al Ayuntamiento una jugosa oferta de privatización, pero desde el Grupo de Gobierno no han querido hacer declaraciones a El Baifo Ilustrado a éste respecto.

Hasta que se tome una decisión definitiva, ya han surgido las primeras iniciativas solidarias de la mano del mundo de la cultura palmera: el Trío Zapatista ya ha pedido al Cabildo realizar un concierto en la zona en solidaridad con los vecinos , que mayoritariamente se han constituido en la “Plataforma del NO al Parking” (adscrita a su vez a la Federación Canaria del NO a Todo) y Luis Morera ha anunciado que trabaja en la composición de la “Isa del Aparcamiento”,  con la que contará con la colaboración de Benito Cabrera y Caco Senante, con la que pretende ayudar ya que, según el polifacético artista “este aparcamiento debe de creer en sí mismo, sin medias tintas, sino con la certeza de que vive en una ciudad con una señalización diferenciada del resto como cualquier lugar del mundo”

 

Yotuel Usnavy Perdomo

Aunque nacido en la próspera Venezuela, estado Vargas, un día cogí las maletas hacia estas Islas Afortunadas aprovechando la condición de canario de tercera generación, heredada de mi abuelo Echedey Perdomo. Aquí pretendí labrarme un próspero futuro en la construcción gracias a mi sensual acento y a mi afiliación a un partido nacionalista, aunque acabé trabajando en una arepera. Sin embargo llegó la crisis, el negocio cerró y, sin ayudas ni subvenciones como retornado, sobrevivo haciendo vainas acá y allá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conectar con Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para obtener mayor información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close