Inquietud entre los santacruceros ante la posibilidad de que Las Teresitas se convierta en una playa que valga la pena

La instalación de los renovados quioscos de la playa de Las Teresitas, con mejores servicios y novedades como las camas balinesas, ha despertado el recelo de una parte de la población santacrucera y, más singularmente, el de los vecinos de San Andrés, que temen que la playa se masifique al convertirse en un lugar al que valga la pena ir al menos alguna vez. Ya se han dado las primeras quejas por el volumen de la música, el horario de apertura, el espacio ocupado en la arena o los precios de las consumiciones.

Benito Molina, septuagenario vecino del centro de Santa Cruz, visita asiduamente la playa: “llevo 30 años viniendo a Las Teresitas a caminar y a quejarme del estado de la playa y de la gandulería del Ayuntamiento, y me lo están arruinando con esos quioscos tan modernos con tumbonas de lujo y productos pijos como ensaladas con queso feta, que a saber eso lo que será”. Usuarios de Las Teresitas como éste manifiestan su preocupación ante la posibilidad de que una playa en mejores condiciones se convierta en un foco de atracción de visitantes, incluso de gente de fuera de Santa Cruz. Molina añade, indignado: “¿cuándo se ha visto eso? Gente que no es de Santa Cruz viniendo a Las Teresitas, no hombre, eso no puede ser”.

El Ayuntamiento se muestra sensible a las demandas de los vecinos, y asegura que intentará alcanzar una solución por todos los medios posibles para evitar que el malestar empeore y que los vecinos de San Andrés terminen por cortar la autovía de nuevo, dejando sin efecto el récord de mes y medio sin cortar la autovía que Santa Cruz tiene establecido en este momento. Entre las medidas que se barajan, el Consistorio valora limitar la hora de apertura de los nuevos quioscos de 12 a 12:30 del mediodía, en el pico de afluencia, y dejar que durante el resto del día la playa esté abastecida por repartidores en moto. Los autobares que hasta ahora operaban en el aparcamiento de la playa aún no han fijado una posición.

Maruca Johnson

Incisiva ante la actualidad desde que el cardado empezó a destruir la capa de ozono. Discreta a la par que elegante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conectar con Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para obtener mayor información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close