Rechaza casar a una pareja por ser “interinsular”

Amor en barco
El amor de Nayra y Amancio se ha ido gestando en sucesivos trayectos

 

Nayra F. H. y Amancio R. T. han topado con un muro de intolerancia en el juzgado tinerfeño en el que habían decidido contraer matrimonio. Ella, natural de la Isla, y él, grancanario, habían presentado toda la documentación para casarse después de varios años de noviazgo, pero el juez del registro que debía unirles en matrimonio se ha negado aduciendo que “las bodas interinsulares van contra mis convicciones personales, porque mi experiencia me ha enseñado que suelen ser uniones que no duran y que además son altamente contaminantes por el continuo trasiego de familiares de una Isla a otra para las pertinentes visitas”.

El juez del registro, un magistrado con más de cincuenta años de servicio en la carrera judicial, explica que “las diferencias culturales entre personas de distintas islas hacen inviables estos matrimonios, que luego no salen bien y los que sufren son los hijos, si es que los tienen; esto lo he visto yo tantas veces que he acabado por oponerme activamente a esta destrucción social tan grande”.

No es la primera vez que este juez genera la polémica por sus decisiones. De hecho, fue enviado al Registro por sus discutibles sentencias, como cuando rebajó la pena a la mitad a un narcotraficante por, según recogía el auto, “su extraordinario parecido físico con Chago Melián, que es una buena persona”, o como cuando absolvió a un estafador confeso porque le aseguró que “no iba a hacerlo más”.

Maruca Johnson

Incisiva ante la actualidad desde que el cardado empezó a destruir la capa de ozono. Discreta a la par que elegante.

6 thoughts on “Rechaza casar a una pareja por ser “interinsular”

  • 19 Junio, 2012 at 11:17
    Permalink

    Pues si yo soy juez y pillo a Chago Melian le triplico la condena por pomposo y pesado. Todo el día con el “Ave María” en la boca.

    Reply
  • 19 Junio, 2012 at 11:47
    Permalink

    Pues menos mal que se parecía a Chago Melian, que si se llega a parecer a Pepe Benavente…

    Reply
  • 19 Junio, 2012 at 14:43
    Permalink

    Si es Pepe lo eleva a los altares…Creo que la ley de pureza racial interinsular/goda permite el matrimonio con ochavones (1/8 de sangre “de otro sitio que no sea de aquín” , según la Constitución Canaria que publicó el Yayo en “el Día” y redactó Alzhei…Esteeee no, Cubillo) los Cuarterones contaminan la sangre “de aquí”, osea de éste sitio…Sea cual sea, yo me perdí hace rato ¿Qué tal hace en Las Palmas?

    Reply
  • 19 Junio, 2012 at 21:35
    Permalink

    Qué fuma el juez cuando se toma el cortado?
    No me digan que no tiene su puntito cachondo el hombre

    Reply
  • 20 Junio, 2012 at 23:57
    Permalink

    Hay que ver la de puntos que tienen que tener en la Tarjeta Plus esa,… Por lo menos tendrán un consuelo…y a vivir en pecado…que son dos días,…

    Reply
  • 28 Junio, 2012 at 14:58
    Permalink

    En la actualidad dicho juez se está pensando si casar a una de Fasnia con uno de Icod. En su nueva doctrina afirma que ser del sur o del norte también es motivo para impedir el matrimonio , ya que según él, a la chica de Fasnia le falta un agua (por mor de las ventoleras locales) y no quiere contaminar el ADN del norteño, que él como jurista solo actua por el bien de la plebe. Se despidió de este reportero con el puño en alto gritando ¡Salud y Culebrones!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conectar con Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para obtener mayor información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close