Se dirige a Lidl para pedir que no divulgue las conversaciones que tuvo delante del robot de cocina

Adelaida Marín, vecina del santacrucero barrio de La Cuesta, lleva días intentando contactar con el dueño de todos los Lidl para pedirle que no divulgue las conversaciones que tuvo frente a su nuevo robot de cocina, adquirido recientemente, preocupada tras saber por las noticias que estos aparatos incorporan un micrófono. “Monsieur Cuisine Connect”, que así se llama el modelo, es una versión económica de otros robots de cocina, y suele agotar las unidades cada vez que Lidl lo pone a la venta. De momento, Marín sólo ha conseguido ser recibida por el encargado del establecimiento donde compró el robot, quien se ha comprometido a hacer llegar su petición a Dieter Schwarz, el dueño de la cadena.

Adelaida explica a El Baifo Ilustrado que “hice cola tres horas y tuve que amagar con darle un cabezazo a otra señora para hacerme con el robot, y lo traje a casa muy ilusionada para enseñárselo a mi mejor amiga, Paloma, que nos conocimos en el centro social del barrio haciendo Pilates y ahora somos muy amigas; yo reconozco que he dicho cosas muy feas delante del robot, pero porque no sabía que tenía un micrófono”. Esta señora admite que ha hecho comentarios despectivos o directamente injuriosos sobre numerosas vecinas y sus hijos, el tendero del barrio, el presidente del CD Tenerife o Santiago Pérez, entre otros, “pero los hacía en la intimidad de mi hogar, que ya parece que ni en casa se puede hablar”.

Si bien desde Lidl ya señalaron hace un par de semanas que el micrófono estaba desactivado y simplemente colocado para futuras actualizaciones, la preocupación de Adelaida Marín no cesa y no lo hará hasta que el presidente en persona le asegure que nada de lo que dijo delante del robot va a divulgarse. Roberto Coronas, encargado del supermercado donde fue comprado el robot, ha intentado explicarle que no existen grabaciones de nada de lo dicho, pero explica con resignación que “no hay manera de que se convenza, todos los días viene preguntando por el dueño”.

Maruca Johnson

Incisiva ante la actualidad desde que el cardado empezó a destruir la capa de ozono. Discreta a la par que elegante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conectar con Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para obtener mayor información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close