Teror podría nombrar hijo adoptivo a Cantinflas

El consistorio de la localidad grancanaria de Teror recibió la pasada semana una petición, formulada por Tercera Edad Televidente Autonómica y avalada por no menos de quince mil firmas, en virtud de la cual se solicita al Ayuntamiento de la villa que nombre hijo adoptivo de la misma al actor mejicano Mario Moreno “Cantinflas”.

Caricatura de Cantinflas
Caricatura realizada para la sección “Fan art” de la página “Dibujando.net”

La asociación, bien conocida en el pueblo por sus siglas, está presidida por Matías Perdigón, un simpático jubilado que compagina su afición por la fotografía de monumentos de rotondas con el visionado de los programas de “la nuestra”. No se pierde ninguno de los programas emblemáticos de la televisión autonómica y ha llegado a hacer sus propias versiones de los mejores sketches de “En clave de ja” junto al grupo de teatro de su hogar del pensionista. Sin embargo, nada supera en sus amores a las películas de Cantinflas que, cada cierto tiempo, son emitidas en el primero de los canales.

Cuando habla del humorista azteca el rostro de Matías parece transfigurarse. “No lo puedo evitar” –señala- “ y he perdido la cuenta de las veces que las he visto, pero me da igual. Nunca me las pierdo”. Mientras proyecta para este reportero una selección de diapositivas dedicadas a la rotonda teldense de las tazas, el señor Perdigón desgrana las virtudes que adornan a Cantinflas y que le han llevado a encabezar el movimiento a favor de su nombramiento como hijo adoptivo.

Un hombre de hoy

“Cantinflas interpreta al hombre llano. Sus preocupaciones son las de la gente de hoy. He leído que en Méjico mucha gente le quiere como Presidente de la nación. No me parece mala idea y de hecho lamento que no sea de aquí, porque le votaríamos fijo. Cuando le escucho me parece talmente un político canario”. Preguntado  acerca de esta última afirmación, Matías sentencia de esta forma: “el discurso de Cantinflas puede resultar oscuro, lleno de giros sin sentido y pródigo en muletillas, pero el mensaje de fondo está siempre muy claro”. Al dejar sin palabras a este reportero continuó parlamentando en el mismo sentido: “unos prefieren al Cantinflas párroco, en tanto que otros se decantan por el Cantinflas maestro de escuela. Yo admiro al Cantinflas de la alta política, al de Su excelencia”.

Una vez recuperado el ritmo, este reportero pudo preguntar al señor Perdigón acerca de lo que harían si el Ayuntamiento de Teror aceptaba su propuesta: “Los artífices de esta iniciativa, que somos los del grupo de teatro del hogar del pensionista lo tenemos claro: cursar invitación al señor Cantinflas para que venga a recibir personalmente este honor y convencerle para que nos permita crear un partido político con su ideario. Espero que hable usted con el señor Luca de Tena para cubrir el evento. Y de paso, pídale por favor que dedique otro reportaje en Blanco y Negro al Sha de Irán, que hace tiempo que no le sacan. Ahora ruego que me disculpe, porque va a comenzar una serie de policías rurales con un chiquito joven que me gusta mucho. Un tal Chuck Norris”.

Mobutu Vladimir Gunnarson

Nacido en el puerto de la Luz, de padre islandés y madre zaireña, siendo su abuelo un soviético (nada de ruso, dice el viejo) que visitó el Congo junto a los barbudos del "Che" Guevara. Semejante potaje genético no ha impedido que me sienta más canario que el cherne y más isleño que el piche, proclamando con orgullo aquello de que "yo nací en el África y por eso mi piel es negra..."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conectar con Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para obtener mayor información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close