Tres integrantes de la cantera de una murga chicharrera fichan por una afilarmónica canariona

La murga infantil "Los desinquietos" durante un concurso carnavalero.
La murga infantil "Los desinquietos" durante un concurso carnavalero. Fuente: Web oficial del carnaval de Santa Cruz de Tenerife

Conmoción en el panorama murguero regional. La murga chicharrera “Los pimpampunes” se ha enzarzado en una agria y desagradable polémica con la afilarmónica canariona “Los bisabuelos de Queca”, al haber fichado esta última a tres integrantes de la cantera de aquélla mediante el socorrido sistema del cambio de residencia.

Echedey, Aridani y Agonay son tres niños que residían en los chicharreros barrios del Toscal, la Salud y Taco. Los tres eran miembros de la murga infantil “Los petardetes”, creada para nutrir de jóvenes valores a la agrupación adulta “Los pimpampunes”. Agapito Charanga, responsable de las divisiones inferiores de la murga tinerfeña no dudó en definir al trío como “tres pepitas de oro que a su tierna edad han interiorizado lo que viene siendo a ser la filosofía de la entidad, sintiendo los colores del maquillaje y la sonoridad y gancho de nuestras composiciones”. Aridani había sido elegido “solista de pito revelación” en el último concurso de murgas infantiles, en tanto que Echedey había sorprendido a la afición con sentidas letras en las que criticaba la ausencia de papel higiénico en los cuartos de baño de su colegio. La continuidad del proyecto “pimpampum” parecía garantizada… hasta que llegó un representante de “Los bisabuelos de Queca”.

Un resquicio legal

Toribio Pachanga, jefe de ojeadores de la afilarmónica grancanaria se entrevistó con los progenitores de los tres infantes y les convenció para que autorizaran un cambio de entidad, mediante el socorrido sistema de cambiar la residencia de los menores, que han pasado a vivir en tres chalets de una urbanización exclusiva y próxima al Centro Comercial La Ballena, a estudiar en un colegio privado de élite gestionado por la fundación adjunta a la murga canariona y a cambiar sus abonos para el C. D. Tenerife por otros de la U. D. Las Palmas, todo ello a cargo de las arcas de la afilarmónica que de paso ha duplicado las asignaciones mensuales que recibían los niños de manos de la agrupación chicharrera. De esta forma han evitado pagar la cuantiosa cláusula de rescisión con la que “Los pimpampunes” habían blindado a las perlas de su cantera, ya que la normativa reguladora de las competiciones y relaciones intermurgas admite la posibilidad de un cambio de agrupación por traslado de domicilio, sin que en este caso deba abonarse indemnización alguna a la murga de origen.

Se anuncian represalias

El empresario Micael Encarnación, responsable máximo de “Los pimpampunes” ha cargado duramente contra “Los bisabuelos de Queca” tras conocer que la marcha de los tres jóvenes era inevitable. “Esto es un expolio” –dijo a voz en grito- “La nuestra es una agrupación humilde pero honorable, basada en los valores de la cantera, gracias a la cual nos hemos mantenido en la élite de las competiciones murgueras. Y ahora llega una murga poderosa y a golpe de talonario ha cortado de raíz nuestras opciones de futuro. Este año nos habíamos clasificado para la Murgas Champions League y estábamos barajando seriamente la posibilidad de que Eche, Ari y Ago, como les conocemos por aquí, subieran a la categoría absoluta, pero ya no podrá ser.”

Por su parte, Pacuco Gladiolos, director artístico de “Los bisabuelos de Queca”, ha respondido sin pelos en la lengua a Encarnación. “El carnaval es así. Nosotros no inventamos las reglas pero las cumplimos, y esos tres chavales merecen la oportunidad que ofrece militar en una murga realmente grande. Además, que Encarnación no me tire de la lengua, que ellos hacen lo mismo con las murgas que militan en categorías inferiores, para mantenerse como referentes indiscutibles del murguismo chicharrero.”

Fuentes acreditadas del bar instalado en el local de ensayos de la murga chicharrera han indicado a “El Baifo Ilustrado” que Encarnación se ha entrevistado con el prestigioso letrado Filipo Praderas, que ha solicitado inmediatamente una entrevista con el máximo dirigente de la Fédération Internationale de Fanfarries Au-carnestolendies, Aridane Bizquera. Su intención es pedirle que expulse a la afilarmónica de la edición 2012-2013 de la Murgas Champions League y de cualquier otro evento internacional. Esta solicitud no ha gustado nada en el entorno de la agrupación canariona, que en estos momentos prepara su participación en el “Murguialito” y en la “Interchirigotal”.

Mobutu Vladimir Gunnarson

Nacido en el puerto de la Luz, de padre islandés y madre zaireña, siendo su abuelo un soviético (nada de ruso, dice el viejo) que visitó el Congo junto a los barbudos del "Che" Guevara. Semejante potaje genético no ha impedido que me sienta más canario que el cherne y más isleño que el piche, proclamando con orgullo aquello de que "yo nací en el África y por eso mi piel es negra..."

One thought on “Tres integrantes de la cantera de una murga chicharrera fichan por una afilarmónica canariona

  • 29 Mayo, 2012 at 12:40
    Permalink

    Y después pagar el IRPF simbólico ese para los grandes solistas, … por ser extranjero…
    Y no digamos la tremendas deudas al fisco de todas las agrupaciones…

    Pero como están los derechos televisivos… y como dijo aquél ministro… “… es de interés general”

    Vamos de murga,…

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conectar con Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para obtener mayor información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close