Una empresa contratará a quien sobreviva a un fin de semana de masacre

Los primeros carteles convocando a esta orgía de sangre, deshumanización y contrato de seis meses ya están circulando por Gran Canaria.

La empresa Zona Eólica Canaria SA (Zecsa) ha obtenido notoriedad estos días por su novedoso sistema de contratación, ya que ofrece dos puestos de trabajo mediante un sorteo al que se puede optar previo pago de un importe. Siguiendo la estela de esta audaz iniciativa empresarial, Prefabricados Domingo Padilla e Hijos SL ha anunciado que cubrirá la plaza vacante de auxiliar administrativo contratando a quien sobreviva a un fin de semana de masacre y muerte, organizado en una finca propiedad de la familia sita en los altos de Tejeda, en Gran Canaria.

El patriarca de este clan empresarial explica que la iniciativa ha sido bautizada como ‘Operación Bate El Royal’: “pero no por la película japonesa, que ni la conocía, sino por los flanes Royal que hace mi mujer, que son cosa fina”. Domingo Padilla Jr., portavoz de la empresa ante los medios, no teme la polémica: “nos está dando mucha publicidad en un sector tan competitivo como el de los prefabricados, y nos servirá para ahorrarnos tener que leer currículums y estar haciendo entrevistas, que muchas veces te quieres reír y no puedes”. Se han instalado cámaras por toda la finca para no perder detalle de lo que acontezca, y no se descarta la venta de los derechos de emisión a Teror Televisión.

La mecánica del proceso es sencilla. Tras abonar una cuota de inscripción de 8 euros, los primeros cinco participantes serán provistos de una escopeta, los cinco siguientes de una navaja, y a los restantes, hasta completar un aforo de cuarenta participantes, se les entregarán toniques de diversos tamaños, cuerdas y otros adminículos en apariencia inofensivos pero capaces de causar la muerte si caen en manos ingeniosas. A continuación, los candidatos al puesto serán abandonados en distintos puntos de la finca y deberán aniquilarse entre sí hasta que sólo quede uno, que será el nuevo auxiliar administrativo de la empresa. A éste se le ofrecerá un contrato en prácticas de seis meses, con posibilidad de renovar, y un sueldo neto de 850 euros mensuales, “limpios de polvo y paja”, como subraya Padilla Jr..

Distintas organizaciones de derechos humanos han puesto el grito en el cielo ante la inhumana crueldad de esta sórdida iniciativa, pero la empresa se defiende alegando que “nos hemos leído por encima la reforma laboral y parece que esto es perfectamente legal; además, se dinamiza mucho el mercado de trabajo y la Administración se quitará de encima no pocos subsidios de desempleo, lo cual demuestra que los empresarios estamos comprometidos con la recuperación económica de Canarias”.

Preguntado por qué clase de situaciones de estrés comparables a matar para salvar la vida puede encontrarse un auxiliar administrativo en el desempeño de su trabajo, Domingo Padilla Jr afirma que “la gente no sabe lo que es el mundo del prefabricado, es como vivir con los huevos puestos en una pecera de pirañas, todo muy tenso”.

Maruca Johnson

Incisiva ante la actualidad desde que el cardado empezó a destruir la capa de ozono. Discreta a la par que elegante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conectar con Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para obtener mayor información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close